Economía
¿Cómo afecta la crisis argentina a las empresas españolas?
Lunes, 15 de octubre de 2018
Desde el pasado mes de enero, el peso argentino ha perdido más del 90 por ciento de su valor frente al dólar estadounidense. Es el reflejo de una crisis financiera que afecta a todo el país, pero en especial a los ciudadanos de a pie, quienes además ven como se triplica el precio de servicios básicos como la luz o el agua.

 Desde el pasado mes de enero, el peso argentino ha perdido más del 90 por ciento de su valor frente al dólar estadounidense. Es el reflejo de una crisis financiera que afecta a todo el país, pero en especial a los ciudadanos de a pie, quienes además ven como se triplica el precio de servicios básicos como la luz o el agua. La inflación, pues, sigue creciendo y las medidas del gobierno de Mauricio Macri no parecen estar funcionando.

Obviamente, el sector privado empresarial también está sufriendo las consecuencias de tan delicada situación. Es el caso, por ejemplo, de las compañías españolas con inversión en Argentina. En la actualidad, y según datos del ICEX, un total de 151 empresas españolas operan en el país latinoamericano y tienen una cifra de negocio superior a los 52.000 millones de euros. Entre ellas hay 30 que cotizan en bolsa y 14 que están presentes en el exclusivo índice Ibex 35.

En anteriores crisis, las empresas españolas cortaron sus inversiones en tierras argentinas, pero está vez parece que están dispuestas a adaptarse a un nuevo escenario que les llevará a tener que subir sus precios mientras reducen sus gastos. De todas ellas, seguramente es la multinacional de telecomunicaciones Telefónica la que se enfrenta a un mayor riesgo, aunque solo sea porque es la compañía española que mayores ingresos genera en el país.

Hay quien apunta, por otro lado, que la inestabilidad financiera en Argentina está teniendo un mayor impacto sobre los bancos y los fabricantes de bienes de consumo. Precisamente, compañías como el Banco Santander o el BBVA están fuertemente arraladas al país y cada año aportan millones de euros al mercado argentino. Este tipo de entidades cuentan con estrategias de negocio que les ayudarán a mitigar los devastadores efectos de la depreciación.

Grupos empresariales como DIA o Codere mantienen una actitud de prudencia al ser conscientes de que el país es para ellos una importante fuente de ingresos, y aprovecharán su experiencia personal en situaciones similares para salir adelante. Desde hace un tiempo, el empresario español, sobre todo los propietarios de una pyme, ha tenido la precaución de proteger sus operaciones en el extranjero ante la posibilidad de un revés en el contexto político y económico.

¿Debería estar preocupada Argentina por el futuro de las inversiones españolas en el país? Superado solo por Estados Unidos, España es el segundo estado con más presencia de negocio y, en 2016, supuso el 18% del total de inversiones extranjeras. En cualquier caso, parece que las empresas españolas seguirán actuando con cautela ante esta incertidumbre. Algunas ya están buscando nuevos mercados que supongan un riesgo menor para su propia estabilidad.

Etiquetas