Pueblada contra la prestadora del servicio
San Vicente: hartos de los cortes de luz, los vecinos incendiaron oficina de EDESUR
Lunes, 23 de julio de 2018
Tres personas fueron detenidas tras incendiar las oficinas de la distribuidora en ese partido del sur del Conurbano. Sólo hubo daños materiales.

Una situación que era previsible. En algún momento y en algún punto del Conurbano, la bronca por el maltrato de EDESUR -y EDENOR-, iba a hacer eclosión. Esto ocurrió el domingo, cuando vecinos de San Vicente se manifestaron frente a las oficinas de Edesur de Nicandro Rodríguez y Moreno en ese municipio bonaerense, a raíz de los prolongados cortes de luz. La protesta terminó en destrozos y con el incendio del local.

Desde Edesur aseguraron que se trató de un acto de "tres a cuatro personas" que "ingresaron a la oficina provocaron destrozos y prendieron fuego el lugar, poniendo en peligro a todos los vecinos". Por eso, anticiparon que iniciarán una denuncia penal contra los responsables.

Desde la compañía informaron que se trató de un corte de alta tensión que los dejó 7 horas sin luz el sábado, mientras que el domingo hubo un corte de un cable de media tensión que duró menos de dos horas. A través de las redes sociales, los vecinos denunciaron cortes más prolongados -incluso de más de 48 horas- en los barrios. Por otro lado, los mismos se multiplican por todo el Conurbano Sur.

El incendio de este domingo se produjo en la oficina local, cuando después de una quema de neumáticos empezó a extenderse el fuego hasta el frente del edificio y estallaron los vidrios. Los bomberos debieron intervenir para apagar el fuego.

En paralelo a esa protesta, en Alejandro Korn -a 5 kilómetros- los vecinos cortaron la ruta por el mismo motivo, aunque allí no hubo intervención policial.

Según fuentes locales, tres hombres de alrededor de 50 años quedaron demorados, pero horas más tarde los dejaron en libertad. Asimismo, un rato después de los incidentes, se restableció el servicio eléctrico.

Una pelea que no distingue color

El intendente de Lanús, Nestor Grindetti, el "sheriff amarillo", llevó a Edesur a la Suprema Corte bonaerense y la empresa ahora deberá enfrentar un juicio multimillonario, en lo que será un caso testigo tras los cortes de luz masivos.

A través del equipo de abogados del municipio, el jefe comunal realizó una demanda colectiva que ganó en primera y segunda instancia, mientras que ahora el máximo tribunal bonaerense será el que defina la situación de la distribuidora eléctrica.

Cuando Grindetti asumió la intendencia se reunió con Maurizio Bezzeccheri -el entonces presidente de Edesur, que luego fue sustituido por Juan Carlos Blanco pero continúa como la principal autoridad del grupo en la Argentina- y le advirtió sobre la necesidad de planificar el modo de atravesar con algún paliativo los cortes de luz que, ya se esperaba, vendrían en el verano.

Sin embargo, aquel protocolo nunca fue elaborado por la empresa y Grindetti comenzó con sus demandas a Edesur. A la demanda se subieron todos, sin importar el color político: Mariano Cascallares, Martín Insaurralde, Jorge Ferraresi Andrés Watson, Martiniano Molina, Fernando Gray y Patricio Mussi, quiénes también obtuvieron respaldos judiciales favorables en sus respectivos municipios.

El último fue la semana pasada, cuando la Justicia Federal respaldó el reclamo del municipio de Almirante Brown, en el que pide a la compañía eléctrica que se adecue al protocolo de emergencia, el fallo se produce luego de la apelación presentada por Edesur a la sentencia de primera instancia, que fue seguido por otras dos presentaciones realizadas por el distrito conducido por el peronista Mariano Cascallares, exigiendo "acciones urgentes" para evitar cortes y falencias en la prestación del servicio eléctrico.

Etiquetas