Adrogué
Dolor en la despedida de los hermanos atropellados
Jueves, 19 de julio de 2018
Los jóvenes iban en moto hasta Lomas de Zamora pero un coche realizó una mala maniobra a la altura de Adrogué, y los embistió. Ambos murieron.

 Los padres de Alfredo y Marciel, los hermanos que fallecieron al ser atropellados por un coche compartieron su dolor en las redes sociales. El papá, subió una foto de sus hijos a Instagram y escribió: "Amores de mi vida, cada minuto que pasa su ausencia pesa sobre mi alma que ya no puede más. Dios, cuánto dolor. Se los dije y se los repito: los amo Fredy y Mar".

En tanto, la madre de ambos, le dedicó un posteo a cada uno de sus hijos. A Alfredo, le escribió: "Te fuiste mi hijo grande. No sé cómo juntar los pedazos de mi corazón. No puedo, no quiero renunciar a tu risa, a tus palabras, al día a día junto a tus primos, a las bromas a tu tío, al verte jugar como un niño con tu sobrino. ¿Cómo seguir sin ti, Fredito?. Te amo, flaki".

Para su hija Maricel, publicó: "Mi gordita hermosa, cerraste tus ojitos y apagaste la chispa de alegría de la familia. Extrañaré tu risa contagiosa, tu compañía en los momentos difíciles, tu fortaleza ante la vida".

En declaraciones televisivas, el papa, manifestó su dolor: "no tengo bronca, sólo tengo dolor de haber perdido a mis hijos. No me los van a devolver".

"Sólo le pido al juez que me devuelva los cuerpos, no me interesa acusar a otra persona, sólo me interesa la voluntad de ellos (los hijos). Que acelere todo, ya les hicieron las pericias. Yo quiero tenerlos en casa, no tirados en un cementerio, sus hermanos necesitan tenerlos", manifestó Alfredo.

El hombre destacó que sus hijos "eran muy unidos" y que por eso fueron juntos en moto. "Se subieron a la moto y se fueron a ver un DJ que tocaba en Lomas de Zamora", confesó el hombre.

En unos días, el mayor de los hermanos cumplía años. "Yo le estaba preparando una fiesta sorpresa y ahora tengo que preparar un velorio".

"Él (Alfredo hijo) trabajaba en un taller de turismo nacional (automovilismo), en clase 2", reveló. Y agregó: "te imaginás lo orgulloso que estaba de él, lo veía en la tele en cada competencia, era mí idolo", afirmó entre lágrimas.

"Ambos eran excelentes pilotos, eran conocidos en el barrio por eso. De hecho vino gente en estos días que conocía a Marciel de manejar la moto, de manejar camiones, y a él lo conocían del turismo nacional", aseveró el padre de las víctimas.

El hecho ocurrió el sábado a la madrugada cuando Alfredo y Maricel salieron con su moto a un recital junto a un amigo que iba en otro rodado similar. En la intersección de la avenida Hipólito Yrigoyen y Seguí, un auto los chocó y escapó del lugar sin socorrer a la víctimas.

Alfredo murió en el acto y su hermana falleció este martes en el hospital Oñativia de Rafael Calzada.

Un amigo de las víctimas, testigo del hecho alcanzó a sacarle una foto a la patente del vehículo y así lograron dar con el paradero del acusado que fue detenido el mismo sábado al mediodía en un taller mecánico de Villa Centenario.

Etiquetas