El crimen sucedió en Sarandí
Cayó la banda que habría asesinado al custodio de la heladería
Jueves, 14 de junio de 2018
Un delincuente que está acusado de asesinar a un custodio durante un intento de asalto a una heladería de Avellaneda y tres de sus cómplices quedaron detenidos en las últimas horas luego de una serie de procedimientos realizados en La Matanza y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Un delincuente que está acusado de asesinar a un custodio durante un intento de asalto a una heladería de Avellaneda y tres de sus cómplices quedaron detenidos en las últimas horas luego de una serie de procedimientos realizados en La Matanza y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Se trata de un sujeto de 20 años y otros individuos de entre misma edad y 23, quienes fueron apresados luego de una investigación que estuvo a cargo de la DDI Lanús-Avellaneda y de la que colaboraron efectivos de la comisaría 4° de aquella localidad, la División Homicidios y la Policía de la Ciudad.

El crímen

En la noche del 23 de abril pasado, el vigilador Gabriel Roberto Ojeda mantuvo un enfrentamiento en la clásica heladería Grido de Belgrano y Vedia, pleno Sarandí.

Tres delincuentes, uno de ellos armado, entraron con fines de al local, situación que fue advertida por el custodio, que no pertenecía a la Policía y se encontraba en un Ford Fiesta azul, estacionado enfrente.

El vigilador se aproximó para evitar el hecho y se tiroteó con los delincuentes, momento en que recibió un impacto en el lateral izquierdo del abdomen que lo dejó gravemente herido.

Sin llegar a concretar el robo, los ladrones escaparon en un auto blanco que, según testigos, era similar a un Citroën C4 que habían dejado estacionado con el motor en marcha a metros del local.

Ojeda fue trasladado al Hospital Presidente Perón, de Avellaneda, donde fue ingresado al quirófano, operado y murió antes de este mediodía debido a su gravísimo estado, ya que el proyectil le atravesó de izquierda a derecha su abdomen.

Los policías que trabajaron en el lugar hallaron en la puerta de la heladería una pistola Taurus calibre .9 milimetros que pertenecía al custodio y que quedó a disposición de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 descentralizada de Avellaneda, a cargo de los fiscales Elbio Laborde y Solange Cáceres.

Etiquetas