Enigmas, las ciencias, lo interesante
El encuentro OVNI de Voronezh de 1989
Jueves, 7 de junio de 2018
Supuestamente sucedió a 500 kilómetros de Moscú, un 27 de Septiembre de 1989, en Voronezh, una importante ciudad industrial rusa. Allí, en un parque púbico del distrito de Leverezhni, cerca de la Escuela Secundaria 33, y mientras había presencia de personas en el mismo.

 Supuestamente sucedió a 500 kilómetros de Moscú, un 27 de Septiembre de 1989, en Voronezh, una importante ciudad industrial rusa. Allí, en un parque púbico del distrito de Leverezhni, cerca de la Escuela Secundaria 33, y mientras había presencia de personas en el mismo.

En el parque había un grupo jóvenes y adultos y también otras personas que esperaban el autobús. De repente se vio un extraño objeto que comenzó a descender en aquel lugar. Se la nave salieron unos extraños seres, de gran altura -cifrada en dos metros y medio-, destacaba uno de aquellos seres con una característica: tenía tres ojos.

En las declaraciones de aquel histórico encuentro se recoge: "Los testigos vieron junto a la nave una gran figura, de gran estatura, que tenía tres ojos. El ojo central giraba como un radar. Su cabeza era pequeña, se mantenía fija, sin girar. El lugar de nariz tenía dos orificios. La nave sobrevoló este lugar. También salieron dos personas más y un robot, dicen que era un robot por sus movimientos mecánicos, les faltaba naturalidad a sus movimientos".

Aquellos seres eran grandes con cabeza pequeña, no había una proporción; igualmente nave, se decía que llevaba una piedra consigo que quedó allí después de marcharse.

La prensa rápidamente se hizo eco de la noticia: "Científicos soviéticos han confirmado el aterrizaje de una nave espacial no identificada en un parque de la ciudad de Voronezh, informa la agencia Tass. El aparato iba, al parecer, tripulado por tres seres gigantescos, pero con pequeñas cabezas. En el lugar en donde se instaló la nave se han hallado dos piedras cuya composición se desconoce en la Tierra. [...] Genrikh Silanov, director del laboratorio de geofísica de Voronezh, manifestó a la agencia Tass que los investigadores del caso han afirmado que la nave no identificada había originado una depresión en el suelo de veinte metros de diámetro y cuatro cm. de profundidad".

Otro dato curioso es que se registró unos valores altos de radioactividad y alteraciones en el campo magnético en la zona del aterrizaje del OVNI. Igualmente se encontraron restos de un "metal" que no reaccionaba a nada.

El terreno especulativo también nos habla que los niños que estaban más cerca del OVNI desaparecieron unos segundos cuando uno de sus tripulantes los apuntó con un objeto desconocido.

Un niño de 12 años, Volodia Startshev, observó a las extrañas criaturas a poca distancia: "Cuando ellos salieron de la nave, yo me quedé inmóvil, como paralizado. Estábamos todos muy asustados. Dos de los seres salieron de la nave y observaron el lugar. Después de cinco minutos, se fueron. Cuando desaparecieron, me mareé. La cabeza me dolía, y me daba vueltas".

El caso Voronezh pasó a la historia de la ufología mundial como uno de los más relevantes, otro tema discutido es tratar de explicar el mismo pero por su grado de extrañeza merece reflejarlo como parte de la Historia de estos fenómenos ufológicos. Tuvo gran relevancia porque la agencia principal de noticias rusas, (Tass), le dio una importante seriedad al caso.

Etiquetas