Sustraían vehículos que luego ingresaban al mercado
La Policía Federal "reventó" concesionarias y talleres de zona sur por robo de autos
Miércoles, 13 de marzo de 2019
Efectivos de la Policía Federal realizaron esta mañana al menos 10 allanamientos en talleres mecánicos, domicilios particulares y agencias de autos en el marco de una causa que investiga el robo de vehículos en distintos lugares de la zona Sur del conurbano bonaerense.

Efectivos de la Policía Federal realizaron esta mañana al menos 10 allanamientos en talleres mecánicos, domicilios particulares y agencias de autos en el marco de una causa que investiga el robo de vehículos en distintos lugares de la zona Sur del conurbano bonaerense.

Según dijeron fuentes de la investigación, hay cinco detenidos, entre ellos un oficial de la Policía Bonaerense, que serán acusados de los delitos de asociación ilícita, robo y hurto automotor y falsificación de documentos públicos.

Dos de los allanamientos se llevaron a cabo en la localidad de Monte Grande. El primero en una casa ubicada en la calle Dardo Rocha al 680 y el otro en un domicilio en Luis Desarro al 528.

Otro procedimiento tuvo lugar en una escribanía de la avenida Coronel Leonardo Rosales 902 de la localidad de Remedios de Escalada, partido de Lanús, mientras que en Florencio Varela se allanó un domicilio de la calle Paso de los Libres 286 y un depósito ubicado justo enfrente. En ambos lugares se secuestraron elementos de interés para la causa.

De igual forma, los efectivos intervinieron en una concesionaria ubicada en la calle Dr. José Alberto Kellertas al 507 de Longchamps y en dos talleres de la localidad de Piñeyro: uno en Cabildo 419 y el otro en Azopardo.

La policía también se hizo presente en otro inmueble de la calle Cárdenas 1620 de la localidad de Tapiales, partido de La Matanza, y en un domicilio de la calle Brasil al 2271 de Valentín Alsina.

De acuerdo a los investigadores, el modus operandi de la organización sería de atraer a las víctimas por medio de ofertas para la venta de rodados de media y alta gama en medios gráficos y de internet, a un precio sensiblemente inferior a los valores de plaza.

Las operaciones se concretaban mayormente los días viernes por la tarde, sábados, domingos y feriados en departamentos y oficinas alquilados.

Los involucrados simulaban ser una familia. La organización estaba compuesta por "maquilladores o artesanos", quienes se encargaban de adulterar las numeraciones registradas de los vehículos. También por "papeleros", que se ocupaban de confeccionar la documentación apócrifa, y "revendedores", que tenían la tarea de colocarlos nuevamente en el mercado. Por último, la escribanía certificaba las firmas en formularios Tipo 08 para efectuar la transferencia. /// Fuente: Texto e Imágenes Infobae

Etiquetas