Fuertes declaraciones
"Los organismos de DDHH nunca se ponen del lado del policía asesinado", dijo Bullrich
Jueves, 10 de enero de 2019
"Los organismos de derechos humanos nunca se ponen del lado del policía asesinado ni de la víctima. Por eso la opinión que tienen de la Taser es poco consistente", lanzó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y ratificó la implementación de las pistolas eléctricas.

En pleno año electoral, las primeras medidas del Gobierno responden a cuestiones de seguridad pese a la catarata de críticas que recibe de los grupos opositores.

En ese marco, la ministra Patricia Bullrich defendió el nuevo protocolo de uso de armas de fuego para las fuerzas federales, la implementación de las pistolas Taser y el proyecto para bajar la imputabilidad a 15 años. Sin embargo, aseguró que ese "no va a ser" el eje de la campaña.

"Esta es una decisión que tomamos desde el inicio de nuestra gestión. Nos propusimos cambiar el paradigma del modelo kirchnerista: de un modelo basado en la exaltación del victimario a un modelo donde la sociedad y la victima están en el centro de las preocupaciones del Gobierno", señaló la funcionaria en diálogo con Clarín.

"También buscamos reconstruir el rol del Estado en cuanto a la seguridad, invertir la prueba automáticamente negativa que suponía la doctrina Zaffaroni. Es lo que tantas veces el Presidente calificó como el mundo del revés. Se había construido sobre las fuerzas de seguridad una imagen, en el que siempre eran los responsables y su actuación era cuestionada. Esto dejaba a la sociedad sola frente al delito ya que las fuerzas no sentían que cumplir con su deber tenía un reconocimiento. Más bien, sentían que las querían dejar estancadas en el pasado y en ser las escorias de la sociedad, a la vez que se les pagaba un sueldo, se las armaba y se las formaba. Ahora, se agregó más profesionalismo y fortaleza para combatir a un delito corruptor por naturaleza como es el narcotráfico.", remarcó Bullrich.

En cuanto al proyecto para bajar la edad de imputabilidad, la funcionaria destacó: "La incidencia de menores en el delito es importante, pero lo más importante es que si sus actos no tienen consecuencias, luego de mayores conformarán un mundo de delito y muerte. Es una deuda pendiente de hace muchos años. El proyecto parte de buscar por todos los medios que los menores no conviertan sus vidas en una carrera hacia el delito y hacia la muerte, de ellos y de las víctimas que dejan. Ahora, cada conducta delictiva va a tener una consecuencia".

Por último, tras el rechazo que recibió por la implementación de las pistolas eléctricas Taser, Bullrich apuntó contra los Organismos de DDHH: "Nunca se ponen del lado del policía asesinado, ni de la víctima. Pero si quieren que no haya Policía y que cada uno se defienda como pueda, deben decirlo claramente".

Etiquetas