Avellaneda
Policía liquidó a motochorro que intentó asaltarlo en Gerli
Jueves, 11 de octubre de 2018
Un oficial de la Ciudad circulaba con su moto cuando fue interceptado a unas 8 cuadras del shopping Alto Avellaneda. Uno de los malvivientes le disparó dos veces para robarle y el efectivo repelió la agresión causando la muerte de uno de los asaltantes. El otro estaría herido.

 El oficial ayudante de la Policía de la Ciudad iba en su moto por las calles de Gerli, partido de Avellaneda, cuando dos motochorros quisieron asaltarlo. El efectivo se defendió a los tiros del robo y mató a uno de los delincuentes. El cómplice huyó.

Todo sucedió este miércoles en el cruce de José Martín de la Serna y Vélez Sarsfield, a unas ocho cuadras del shopping Alto Avellaneda, y el ladrón muerto estaba desarmado.

Según fuentes policiales, el policía explicó a sus pares de la Bonaerense que iba a bordo de su Honda Twister roja y blanca cuando una Yamaha 125 negra se le puso a la par. En esa moto iban dos hombres que lo apuntaron con una pistola.

Ante esto, el policía, identificado como Matías Luna de 23 años y que trabaja en la División Operaciones Urbanas de la Ciudad, disminuyó la velocidad, se bajó de la moto y dio la voz de alto y se refugió detrás de una camioneta.

Según su testimonio, uno de los ladrones le disparó dos tiros, por lo que él respondió el ataque con su arma reglamentaria.

A raíz de ello, uno de los delincuentes se escapó del lugar mientras su cómplice quedó tendido en el piso, junto a la moto, gravemente herido en una muñeca y el estómago. Las fuentes indicaron que fue trasladado al hospital Perón pero murió en el camino.

Según fuentes judiciales, el delincuente muerto fue identificado con su mamá, quien le refirió a los policías que sabía que su hijo "no andaba en nada bueno". En tanto, sospechan los investigadores que el ladrón que huyó también resultó herido.

Interviene en el caso la UFI N°1 de Avellaneda, de la fiscal Olmos Coronel, quien caratuló el caso como "homicidio agravado por el uso de arma".

Se trata del segundo caso en menos de 48 horas, ya que el lunes, un efectivo de la Policía Federal que conducía un Uber en sus horas de franco mató a un delincuente que se hizo pasar por pasajero para asaltarlo y robarle el auto. El hecho ocurrió en la intersección de las calles Formosa y Salala, en la localidad de Lomas del Mirador, partido de La Matanza.

El oficial Nicolás Bulacio (26) manejó hasta el lugar que le marcó la app de viajes, donde trabajaba cuando tiene horas libres. Al llegar a la dirección indicada (Juan Manuel de Rosas al 1100), se subió Felix Restaino (24).

El falso pasajero pidió ir sentado adelante para evitar posibles agresiones de los "caza-Uber". El viaje fue normal pero al arribar a destino, el hombre sacó un cuchillo y amenazó al conductor para que le entregara dinero y otras pertenencias.

Cuando el delincuente le colocó el arma blanca en el cuello, en una arriesgada maniobra, el efectivo de la Policía logró bajar del vehículo, sacó su arma reglamentaria y le disparó dos veces. El delincuente recibió un disparo en la nuca y murió.

Etiquetas