Una de las víctimas es de Avellaneda
Lanzan alerta epidemiológica por una bacteria: murieron dos niños
Martes, 11 de septiembre de 2018
Hubo cinco casos que fueron atendidos en el Hospital Pedro de Elizalde. Dos niños murieron, uno de Avellaneda y tres se encuentran en grave estado. La presencia de la bacteria en sangre puede tener una mortalidad de entre el 20 y el 30% de los casos. El alerta solicita atención urgente ante la detección de un brote.

 Dos niños fallecieron en el Hospital Elizalde y otros tres se encuentran en grave estado luego de contraer la bacteria Streptococcus pyogene que habitualmente produce la angina con pus, placas e infecciones en la piel.

Debido a estos cinco casos la Secretaría de Salud emitió un alerta epidemiológica para contener los brotes de la enfermedad. Los pacientes con la bacteria Streptococcus pyogene fueron un bebé de 5 meses y cuatro niños entre 3 y 7 años. Los chicos que murieron son de Capital Federal y Avellaneda.

El infectólogo Eduardo López, jefe del Departamento de Medicina del Hospital Ricardo Gutiérrez, explicó que esta bacteria "es la causa más común de faringitis con fiebre alta, y es clave agarrarlo a tiempo. También puede provocar escarlatina y lesiones en la piel".

López agregó que "es raro que esta bacteria pase a sangre. Si eso sucede puede impactar en varios órganos, que fue lo que sucedió en el caso de los chicos que murieron. La mortalidad oscila entre el 20 y el 30 por ciento". Según los últimos informes, los otros tres internados graves estarían con signos de mejora.

Presencia bacteriana

Este estreptococo suele circular a fines del invierno y comienzos de la primavera. Pero según López, los casos mortales son muy poco frecuentes. "Hace tres años tuvimos un caso en el Gutiérrez", aseguró. Recalcó que es clave lavarse las manos y cortarse las uñas. Y que si se lo trata a tiempo, con penicilina el infectado deja de contagiar entre las 12 y las 24 horas.

José Marcó del Pont, jefe de infectología pediátrica del Hospital Italiano, aseguró que "el Streptococcus pyogene tiene un rápido desarrollo y mucha capacidad tóxica dependiendo de las características del huésped -señala-- La edad no es un motivo, pero cuando son menores existen más riesgos de complicaciones."

La bacteria es bastante frecuente entre la sociedad. De hecho, Marcó del Pont señala que es la causa de "alrededor del 30% de las faringitis pediátricas. El contagio de esta bacteria --sigue el infectólogo-- es interhumano, es decir, se traspasa mediante la tos, el estornudo o el contacto directo. No existe un vector de transmisión como el mosquito en el dengue."

Con respecto al significado de las alertas epidemiológicas, un instructivo de la Secretaría de Salud señala que se trata de "un documento que se emite y difunde cada vez que aparece una sospecha de una situación de riesgo potencial para la salud de la población, frente a la cual es necesario el desarrollo de acciones de Salud Pública urgentes y eficaces."

Marcó del Pont recibió el alerta en el Hospital Italiano: "Cuando llegan este tipo de comunicados, les prestamos mucha atención en las guardias y a las consultas por cualquier proceso infeccioso de rápido desarrollo que tenga picos de fiebre y con algunos signos visibles en la piel, como hematomas. En esos casos debemos evitar el contagio en las guardias y administrar, de manera rápida, una serie de antibióticos."

Las últimas alertas nacionales emitidas estuvieron vinculadas a brotes de sarampión "pero el Streptococcus pyogene --continúa del Pont-- no tiene que ver con esa enfermedad. Sin embargo, podría tener una relación con el virus de la gripe, ya que la mayoría de las complicaciones de estos procesos son respiratorios, condición que habilita el ingreso de bacterias más agresivas al organismo."

Por último, entre las medidas de precaución, el infectólogo del Hospital Italiano señala que además del lavado de manos es importante "la buena ventilación de los ambientes".

La importancia del lavado de manos

El lavado de manos es la medida individual más importante para evitar la diseminación y el contagio de las infecciones. Más del 80% de las infecciones más frecuentes se transmiten por las manos.

Hay que lavarse las manos, antes de las comidas, antes de alimentar a los niños, también si lo que se va a hacer es darle de mamar, antes y después de preparar la comida, especialmente cuando se manipula carne cruda, pollo o pescado.

Tras usar el retrete o ayudar a limpiarse a un niño, o bien después de cambiarle los pañales a un bebé. Después de sonarse los mocos, toser o estornudar sobre las manos.

Antes y después de estar con una persona enferma, antes y después de curar una herida, antes de ponerse o quitarse las lentes de contacto, después de jugar con juguetes que se han compartido con otros niños. Después de tocar a una mascota o tener contacto con sus desperdicios.

Etiquetas