Sexualidad
Una de cada 5 mujeres argentinas es anorgásmica
Jueves, 9 de agosto de 2018
Un estudio busca revelar las causas de la inhibición recurrente y persistente del orgasmo, manifestada por su ausencia tras una fase de excitación normal. Las claves para experimentar el placer de forma efectiva y contundente y las virtudes de tener una vida sexual activa.

 Con el objetivo de discutir abiertamente sobre cuestiones relacionadas con la sexualidad, sobre las virtudes del orgasmo y de tener una vida sexual activa, la primera boutique erótica online para la mujer, Erotique Pink, y la Sociedad Argentina sobre Sexualidad Humana realizaron un informe que reveló que un 20% de las mujeres argentinas son anorgásmicas, es decir que no alcanzan el orgasmo o rara vez lo hacen.

A nivel mundial no alcanzar el orgasmo es algo frecuente y afecta alrededor del 30% de mujeres. Puntualmente en Estados Unidos, Europa, América Central y del Sur, el número de mujeres que no alcanza el orgasmo varía entre 16% y 28% y en Asia los números alcanzan el 40%.

La anorgasmia es una de las disfunciones sexuales que impide el disfrute de un vínculo amoroso. Alrededor del 90% de los causas de la anorgasmia se deben a cuestiones psicológicas y no fisiológicas.

El placer es circular

Según aseguró Silvina Valente, presidente de la Sociedad Argentina de Sexualidad Humana, en la mayoría de los casos las causas son psicógenas y por lo general están dadas por la conocida ansiedad de rendimiento. "La mujer se ubica en un rol de espectadora y pone su atención en el disfrute del otro. Y si bien las relaciones sexuales no tienen que ser egoístas, sí tienen que ser egocéntricas y muchas mujeres por lo contrario viven la sexualidad del otro y no la propia", expresó.

Para la experta, para llegar al orgasmo es importante conectarse con uno mismo, con el cuerpo y con las emociones y sensaciones. "Ser honestos con uno mismo, tener la confianza de pedir sin sentir vergüenza, y principalmente la gratificación en el encuentro sexual, son clave", sostuvo Valente.

En el comienzo de las relaciones las mujeres pueden tener "ganas" (como sucede con los hombres) pero a medida que avanza el compromiso vincular será fundamental la intimidad y la calidad del encuentro erótico para que el deseo se encienda.

La respuesta sexual femenina no es lineal como lo es en los hombres (deseo, excitación y meseta para terminar en el orgasmo), sino que se trata de un modelo circular en el cual primero aparece la excitación y luego el deseo. "Según explica Rosemary Basson, profesora clínica en el Departamento de Psiquiatría y directora de la Universidad de Columbia Británica de Medicina Sexual, éste deseo estará determinado por el grado de intimidad y de estímulos que reciba, retroalimentando el circuito", advirtió el médico psiquiatra y sexólogo Walter Ghedin.

El orgasmo puede definirse como una descarga de tensión física acompañada de una intensa sensación de placer. La duración y el número de contracciones varían de una mujer a otra y en cada relación sexual. Sin embargo, el orgasmo es una respuesta fisiológica, emocional y social que "une el cuerpo a la capacidad de gozar y de compartir la experiencia sexual".

A diferencia de lo que sucede con los hombres, rara vez a las mujeres se les habló sobre la importancia de la autoexploración, los orgasmos, de reconocer el cuerpo y sentirse a gusto. Para Ghedin, los prejuicios actúan como un crítico interno que desmerece las capacidades propias, poniendo en duda el atractivo e impide que la mujer libere sus habilidades en la cama.

Los problemas sexuales más frecuentes aparecen por la información errónea, ignorancia e ideas rígidas con respecto a la interacción sexual y social. Además, sensaciones como la culpa y ansiedad inconscientes relacionadas con el sexo y apuro por consumar el acto, o el escaso registro del cuerpo y las sensaciones que provienen de él pueden contribuir a la dificultad de alcanzar el orgasmo.

"Aunque hemos avanzado mucho en el conocimiento de la sexualidad y en la difusión de sus aspectos científicos, aún existen mujeres y hombres que no entienden el orgasmo femenino. Solo así se explican los resultados de investigaciones que revelan que alrededor del 50% solamente pueden alcanzarlo solas y que alrededor del 60% finge con frecuencia para no decepcionar a su pareja", explicó la doctora Beatriz Literat, médica sexóloga clínica y ginecóloga del Departamento de Gineco-Sexo-Estética de Halitus Instituto Médico.

Etiquetas