Almirante Brown
Cascallares supervisó obras de asfalto en Adrogué, Glew y Longchamps
Jueves, 5 de julio de 2018
En el marco de los planes municipales de reparación de pavimentos y consolidado de calles de tierra, el intendente Mariano Cascallares supervisó obras en las localidades de Adrogué y Longchamps. También una importante obra de bacheo en la calle Galvez de Glew.

 En el marco de los planes municipales de reparación de pavimentos y consolidado de calles de tierra, el intendente Mariano Cascallares supervisó obras en las localidades de Adrogué y Longchamps. También una importante obra de bacheo en la calle Galvez de Glew.

En primer término, el jefe comunal inspeccionó trabajos de consolidado llevados a cabo sobre la calle Sáenz Peña, entre Romanella y Diehl de Longchamps. En la ocasión dialogó con vecinos beneficiados con estas mejoras que agradecieron los trabajos en la zona y le transmitieron al intendente sus inquietudes y propuestas para el barrio.

Las tareas se llevan a cabo también en las calles aledañas al zanjón Yapeyú tras el mejoramiento hidráulico en la zona. Implican zanjeo, nivelación, aporte de estabilizantes químicos y arrojo de cerámica partida.

Por otra parte, Cascallares supervisó la obra de construcción de bocacalles y cordón cuneta en la calle Quintana, entre Jorge y Bouchard, de Adrogué. Al ser afectada la arteria por trabajos pendientes de Aysa, también se ejecutará sobre la misma un consolidado hasta su pavimentación definitiva.

"Seguimos recorriendo todos los días las localidades y los barrios de nuestro distrito para verificar el avance de las numerosas obras que tenemos en marcha y dialogar cara a cara con nuestros vecinos", indicó el intendente Mariano Cascallares.

?Plan Municipal de Pavimentación

La obra, en plena ejecución, se lleva a cabo a través de la iniciativa promovida por la actual gestión municipal que prevé que los frentistas -que así lo soliciten- puedan acceder a la pavimentación de su calle a través de un método con pago obligatorio del beneficiario. Para ello, más de 70% de los vecinos de la cuadra debe adherir a la obra que será declarada de utilidad pública.

Una vez aprobada la adhesión, se realiza un proyecto, se llama a licitación pública, y el costo de las tareas es abonado el 30% por el Municipio, y el 70% restante se divide entre los frentistas en función a la extensión lineal de los frentes de sus inmuebles. Primero se ejecuta la obra y posteriormente los vecinos comienzan a pagarla en planes de hasta en 48 cuotas, con descuento por pago al contado.

Es para destacar que para que se ejecuten los trabajos, deben contemplarse, entre otras cuestiones, que la calle no tenga problemas hidráulicos, que no sean pavimentos aislados y además que los vecinos tengan sus impuestos al día.

Cabe recordar que dicho plan es una vieja modalidad -establecida por el Honorable Concejo Deliberante local a través de la norma Nº 7256- que se había dejado de usar, pero que el gobierno municipal que conduce Mariano Cascallares puso en vigencia con algunas modificaciones (ordenanza Nº 10740) , para que los vecinos que quieran tener pavimento puedan hacerlo sin esperar que la Comuna lo materialice ya que ésta en su plan de pavimentación prioriza las conectividades vitales y accesos a los barrios.

Etiquetas