Sesión histórica
Debate legislativo por el aborto: se espera una votación ajustada
Miércoles, 13 de junio de 2018
A las 11:24, el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, constató el quórum y dio por iniciada una sesión histórica en la que por primera vez se debate en el Congreso argentino la posibilidad de legalizar el aborto.

A las 11:24, el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, constató el quórum y dio por iniciada una sesión histórica en la que por primera vez se debate en el Congreso argentino la posibilidad de legalizar el aborto.

En su carácter de miembro informante y presidente de la Comisión de Legislación General, el oficialista Daniel Lipovetzky fue el primer diputado en defender el dictamen de mayoría que se firmó ayer en un plenario de comisiones. "La posibilidad de aborto mejora la calidad de vida de las mujeres argentinas y a partir de ahí no cabe duda de qué tenemos que hacer con nuestro voto", aseguró.

Lo secundó la radical Silvia Martínez, presidenta de la comisión Familia y Mujer. "Esta es una gran oportunidad, les pido que reflexionemos, no les digamos que no a las mujeres que nos hacen un reclamo racional", sintetizó.

Carmen Polledo, presidenta de la comisión de Salud, fue la primera legisladora en expresarse en contra del proyecto. Luego de agradecer el marco de respeto con el que se analizó el tema y la visita de más de 200 expositores, repasó los argumentos del dictamen de rechazo, adelantado por Infobae.

La diputada cordobesa por el radicalismo Brenda Austin fue la primera en subir el tono de la discusión. En su discurso a favor del aborto, aseguró: "Los que votan en contra, que se pregunten qué dato les permitiría cuestionarse sus creencias y sus afirmaciones. Si no hay ninguno, entonces que acepten que están parados sobre una creencia religiosa y no los principios que deben guiar la política pública".

"Nos quieren hacer creer que hay un destino en torno a la maternidad. Nos quieren hacer creer que en esta maternidad como destino es una obligación y nos recuerdan a Alberdi cuando decía 'gobernar es poblar'. Creen, con estos argumentos falaces, que hay una pretendida política internacional de natalidad sobre nuestros países para venir por nuestros recursos naturales. No nos falten el respeto. Les pedimos que no nos falten el respeto", completó.

La diputada del peronismo Ivana Bianchi fue otra de las que se destacó por su discurso, aunque en su caso fue por sus advertencias ante lo que denunció que puede ocurrir con los embriones que sean abortados: "Otro punto al que me voy a referir es lo que ha pasado en Estados Unidos, Inglaterra, Austria y Francia sobre la gran campaña de la industria millonaria del aborto. Justamente considero que si se da este proyecto podrían realizarse tercerizaciones de prestaciones de los mismos, y esto llevaría a no tener un control ético".

"Es así el caso de una multinacional muy conocida en EEUU Planned Parenthood, que tiene servicios reproductivos en Estados Unidos, que el Estado le otorga financiamiento por USD 500 millones, subsidio que se le ha sacado por las denuncias. Existen los videos, una doctora dice 'somos muy buenos en conseguir el corazón, el pulmón y el hígado porque intentamos no apartar esa parte, sino aplastar y presionar por arriba y por debajo para sacar las partes íntegras'. Esto es porque se puede pagar hasta USD 100 por cada parte de feto", aseguró Bianchi.

En esa línea, concluyó que "esto mismo ocurre en el Reino Unido, ocurre el tráfico de cerebros en Francia, está denunciado, en España, en Australia. Entonces me pregunto cuál será el destino que se le va a dar a estas muertes, van a ir a una bolsa, van a ser comercializados, van a ser para investigación, debemos ser responsables a la hora de legislar, donde el proceso se debe anteponer a la decisión".

La advertencia de Bianchi en torno a la ONG estadounidense Planned Parenthood tiene que ver con una polémica que empezó en 2015 cuando se difundió un video con signos de haber sido editado protagonizado por una representante de esa organización en el que explica cómo esa ONG proveé de tejido fetal a distintas investigaciones.

Eso derivó en la quita de subsidios del Estado norteamericano a nivel federal y estatal y en una investigación del Congreso que concluyó con un informe de más de 470 páginas pero no derivó en ninguna avanzada judicial.

Como muy pocas veces sucedió con una norma, nadie se anima a anticipar el resultado. Desde hace días el "poroteo" está en boca de todos, con legisladores cambiantes y otros que no anticiparon su decisión. Muchos porque aún no lo tienen definido y otros para no recibir presiones.

Un relevamiento realizado pantes de la sesión concluyó que hay 122 votos en contra, 120 a favor y 13 indecisos. Esto da 255 diputados, ya que Julio De Vido está detenido y no se lo contabiliza. Emilio Monzó, presidente de la Cámara, no votará a menos que tenga que desempatar. El ex intendente de Carlos Tejedor no hizo pública su postura.

Sin embargo, a medida que avanzaba la sesión hubo novedades que movieron el tablero. La más fuerte, que esperanzó a los pro aborto, fue el anuncio de Luis Beder Herrera de que votaría a favor. El ex gobernador de la La Rioja era contado como un voto en contra, por lo que la votación en ese momento, estuvo empatada 121-121.

Emilio Monzó, presidente de la Cámara de Diputados, con un crucifijo y una medallita

"Estaba afligido porque los cinco diputados por La Rioja se mostraban en contra de la Ley, pero las dos leyes están a favor de la vida. No tiene que ser delito cuidar la vida de una persona", aseguró Beder a Radio24.

Y sentenció: "Tenemos que escuchar a nuestros jóvenes y a nuestras mujeres y viendo que nadie los representa yo me vi obligado a cambiar mi voto, soy el que más experiencia tengo en esto y a mí no me cuesta cambiar, voy a votar a favor de la despenalización del aborto".

Luego fue el radical José Luis Riccardo, quien confirmó su abstención. Esto no cambiaba el "poroteo", ya que seguía estando 121-121, pero ahora había 12 indecisos y una abstención.

Pero un nuevo conteo de Infobae pudo asegurar que Melina Delu (Justicialista), Ariel Rauschenberger (Justicialista), Danilo Flores (Justicialista), Gustavo Saadi (Elijo Catamarca) y Verónica Derna (Frente de la Concordia Misionero), que estaban en la lista de indecisos, tienen tendencia de no acompañar el proyecto, lo que equilibraría la balanza para el rechazo. Quedaría 126-121, con 7 indecisos y una abstención.

Quienes aún no anunciaron su decisión son Gustavo Fernández Patri (Frente para la Victoria), Jorge Franco (Frente de la Concordia Misionero), Facundo Garretón(Cambiemos), Inés Lotto (Frente para la Victoria), Mirta Pastoriza (Frente Cívico por Santiago), Héctor Stefani (Cambiemos) y Alejandra Vigo (Córdoba Federal).

Esta cuenta contempla que todos los diputados estarán presentes a la hora de la votación, algo muy poco probable. En consecuencia, lo que parecía una victoria casi segura de los antiabortistas ahora, para algunos, está en tela de juicio. Lo que sigue estando claro es que la última palabra la tendrán los indecisos. El final está abierto.

Etiquetas