"Son siempre los mismos"
Moreno: vecinos indignados incendiaron la casa de tres motochorros
Hartos de ser víctimas de sus atracos y sin que las autoridades municipales escuchen sus reclamos de mayor seguridad, un grupo de vecinos del barrio Aguaribay, del partido de Moreno, hizo justicia por mano propia e incendió la vivienda de tres delincuentes que atacaban el barrio de forma constante.

Hartos de ser víctimas de sus atracos y sin que las autoridades municipales escuchen sus reclamos de mayor seguridad, un grupo de vecinos del barrio Aguaribay, del partido de Moreno, hizo justicia por mano propia e incendió la vivienda de tres delincuentes que atacaban el barrio de forma constante.

"Son siempre los mismos motochorros: van en moto y en las paradas de colectivo se bajan dos, uno apunta a la víctima y el otro le saca sus pertenencias mientras el tercero espera en la moto",aseguró Alicia, una vecina. Ella fue una de las mujeres que no sólo sufrió sus ataques, si no además, que se animó a reconocerlos.

"El domingo armamos un grupo de Whatsapp y empezamos a analizar la posibilidad de manifestarnos frente a la casa de los malvivientes, porque en un mismo día hubo tres robos. Una de las víctimas fue mi propio hijo: le sacaron los pañales que llevaba al hospital para su hija recién nacida", contó.

Al tener conocimiento de que en la precaria casa de uno de los ladrones se reunían los tres delincuentes, los vecinos se convocaron para manifestar su repudio frente a la puerta de la vivienda. Sin embargo, el reclamo pronto se fue de control, la tensión salió a escena hasta que fue desplazada por la furia y la locura, cuando repudiados por el barrio, los delincuentes "comenzaron a tirar tiros desde la casa", reveló Alicia.

La balacera tuvo lugar ante la presencia policial y agudizó la bronca de los allí presentes. Los vecinos entonces respondieron con pedradas y, finalmente, incendiaron la propiedad. Posteriormente, dos de los delincuentes se dieron a la fuga y el tercero fue rescatado por personal policial, que lo trasladó a la seccional pero a las pocas horas recuperó su libertad.

Después del descontrol volvió el miedo, porque los amigos de los delincuentes se dedicaron a grabar a los vecinos que se manifestaron frente a la vivienda y a amenazarlos. "Estamos en alerta... tenemos miedo. Pero sabemos que no los queremos más en el barrio. No es la primera vez que hacemos algo así. Primero los denunciamos y si vemos que no hay respuestas vamos a volver a actuar", agregó Alicia.

El testimonio da cuenta del panorama desolador y violento que se emplaza en el barrio Aguaribay, propio de la ausencia de las autoridades encargadas de dar respuestas a esta problemática. Pero "los reclamos que se hace quedan en la nada, en el municipio nos mandan de un lado a otro. Por eso hicimos el trabajo que ellos no hacen", concluyó la mujer tomando la voz cantante de un grupo de vecinos desesperados.

Fuente: Crónica 

13 de Junio de 2018
powered by powered by Víncolo Site Manager