Longchamps
Se supo que uno de los detenidos por el asesinato de Marcela Coronel era un policía exonerado
Lunes, 11 de junio de 2018
La madre de la enfermera Marcela Coronel, hallada asesinada el 28 de mayo último en su casa de la localidad bonaerense de Longchamps, dijo que no cree hayan sido "solo dos". Además se supo que uno de los detenidos era un "Policía exonerado" por robo.

La madre de la enfermera Marcela Coronel, hallada asesinada el 28 de mayo último en su casa de la localidad bonaerense de Longchamps, dijo hoy que no cree hayan sido "solo dos" los autores del crimen y aseguró que no va a parar hasta que "estas lacras humanas paguen por lo que hicieron".

En la puerta del hospital Duran, y tras leer una carta en voz alta, María dijo además que desde que su hija fue asesinada "nadie" de la familia de su yerno -Gabriel Guevara, actualmente detenido- se comunicó para preguntar cómo está su nieta de 16 meses, abandonada en una plaza tras el hecho y actualmente bajo su cuidado.

"Hoy más que nunca pido Justicia, se merecen perpetua todos los involucrados en el asesinato de mi hija y en el abandono de mi nietita, poniéndola en total peligro sola en la calle", leyó María entre lágrimas.

La madre de la enfermera, visiblemente conmocionada, expresó su gran tristeza y preocupación por su nieta: "Estos asesinos causaron tanto daño y le arruinaron la vida para siempre a una nena de dieciséis meses que no va a poder ver ni abrazar nunca a su mama"

"Fueron tan cínicos y perversos que lograron instalar que Marcela había abandonado a su hija. Al encontrar el cuerpo de Marcela sin vida, intentaron tapar el hecho con un ajuste de cuentas narco, un robo al voleo y hasta un secuestro", añadió la mujer en clara alusión al esposo de su hija asesinada.

"¿Cuántas personas entraron a la casa? ¿fueron sólo Gabriel y Pablo (Guevera, el hermano, también detenido)? ¿quiénes ayudaron a limpiar el hecho?", se preguntó María, tras lo cual expresó: "No creemos que haya sido obra sólo de dos personas. Tenemos derecho a saberlo: asesinos, cómplices, encubridores, todos fueron partícipes de esta injusticia".

Finalmente, la madre de Coronel dijo que "llamativamente nadie de la familia Guevara mostró signos de sensibilidad".

"Hoy entiendo que eso no fue una casualidad, que son signos de complicidad, ojalá que alguna de esas personas tenga la voluntad de decir la verdad", agregó.

Y concluyó: "Con todo el dolor de haber perdido a nuestra Marce pero con toda al fuerza de hacer Justicia por nuestra Luciana no vamos a parar hasta que estas lacras basuras humanas paguen por lo que hicieron, que se pudran en la cárcel y reciban su merecido castigo"

Por su parte, la hermana de la enfermera asesinada, Lorena. ahondó en los dichos de su madre al asegurar: "Para nosotros hay mas asesinos, más involucrados".

Tanto María como Lorena estuvieron acompañadas por su abogada, Mariana Chiaccho, quien dijo que aún no la dejaron acceder al expediente, por lo que tenía previsto durante esta jornada dirigirse a la fiscalía para exigir poder ver las constancias incorporadas a la causa.

La abogada consideró que Marcela fue víctima de un "femicidio", que no cree en la versión de la familia y que no descarta que el padre de los detenidos esté intentando desvincular a al menos uno de sus hijos del hecho.

"Es posible que haya otros culpables y cómplices. No creemos lo que está diciendo la familia y vamos a realizar todas las investigaciones para que se sepa la verdad y se condene este terrible femicidio", concluyó la abogada.

Uno de los detenidos era "Policía Exonerado"

Pablo Daniel Guevara, el joven detenido junto a su hermano Gabriel por el crimen de la enfermera Marcela Coronel en la localidad bonaerense de Longchamps, fue exonerado de la Policía de la provincia de Buenos Aires a fines de 2017 en el marco de una causa por el hurto de una moto de un depósito judicial.

Fuentes de la investigación aseguraron que, al momento de ser exonerado por la Auditoría de Asuntos Internos del ministerio de Seguridad provincial, Pablo Guevara era oficial de policía.

Según los investigadores, Guevara está acusado de haberse robado una moto que había sido secuestrado en el marco de una causa judicial, y era utilizada por él como si fuera propia.

Guevara, quien en las próximas horas será indagado por el crimen de la enfermera Coronel, había ingresado a la fuerza de seguridad en 2014 y la resolución de la exoneración es de fines del 2017, aunque fue notificado oficialmente a mediados de enero del 2018, explicaron las fuentes.

El padre de los hermanos Guevara aseguró este lunes a la prensa que está convencido que Pablo fue el autor del crimen de la enfermera y que su otro hijo, Gabriel, es inocente.

Etiquetas