Enigmas, las ciencias, lo interesante
El FBI investigará extraños sonidos que se escuchan en las grandes ciudades
Martes, 29 de mayo de 2018
Un extraño fenómeno ha venido ocurriendo desde hace varios meses en EEUU y en todo el mundo, tiene desconcertados a los expertos. Se trata de estruendosos e inexplicables sonidos que han sido escuchados en diversas zonas de ese país, causando temor y preocupación entre los residentes.

 Un extraño fenómeno ha venido ocurriendo desde hace varios meses en EEUU y en todo el mundo, tiene desconcertados a los expertos. Se trata de estruendosos e inexplicables sonidos que han sido escuchados en diversas zonas de ese país, causando temor y preocupación entre los residentes, quienes hasta ahora no tienen una respuesta a sus continuas interrogantes. Ahora, el FBI va a investigar el caso, agregándole mucho más misterio al asunto.

El autor Brett Tingley nos entrega muchos más detalles de esto a continuación. Uno de los desarrollos más desconcertantes en los últimos años ha sido el aumento de auges inexplicables o ruidos de explosiones que se escuchan en todo EE.UU. Mientras que muchas teorías sobre sus orígenes se han presentado, hasta la fecha ninguna causa definitiva ha sido identificada. Por supuesto, podría ser que muchas de estas misteriosas explosiones no estén relacionadas, pero el hecho es que casi todas las historias son idénticas. ¿Qué podría estar causando estos ruidos anómalos? Actividad sísmica desconocida? ¿Fracking hidráulico? Meteoritos? ¿Pruebas secretas de tecnología aeroespacial clasificada? ¿Terroristas nacionales que prueban explosivos? ¿Quién sabe? Hasta que se encuentre una causa, estos misteriosos ruidos retumbantes seguirán siendo un misterio total.

Si bien la cobertura y el interés en estos sonidos anómalos parecen haberse limitado hasta ahora a los medios de noticias locales y sitios de noticias de misterios, parece que estos auges inexplicables ahora han atraído la atención de la más alta agencia de aplicación de la ley en los EE.UU.: el FBI. El 22 de mayo, muchos hogares en los condados de Upper Bucks y Lehigh, justo al norte de Filadelfia, fueron sacudidas por una explosión extremadamente fuerte aproximadamente a las 4:00 a.m. Susan Crompton, residente del área, dijo: Es un estruendo. En realidad retumba en el suelo como si sucediera un terremoto, pero con un fuerte estruendo. Pensé que alguien estaba haciendo un túnel o que era basura espacial cayó del cielo".

Ha habido varios informes de sonidos similares en el área en los últimos meses, todos los cuales han ocurrido temprano en las horas de la mañana. Al igual que en otras historias recientes misteriosos «booms», los sonidos se han descrito como «misteriosos y casi ensordecedores», lo suficientemente fuertes como para sacudir la tierra por varios kilómetros.

CBS News en Filadelfia ha confirmado que el FBI y la Policía Estatal de Pennsylvania están trabajando juntos para investigar la causa de estos fenómenos anómalos. ¿Podrá el FBI resolver el caso? ¿Revelarán la verdad al público si lo hacen?

También en el Conurbano Sur

En la noche del 31 de enero pasado Usuarios de Twitter reportaron que en Avellaneda, Villa Domínico, Sarandí y Wilde, mientras brillaba una luna inmensa y llena, se escuchó un misterioso zumbido que provenía del cielo. Era como un generador o una vibración que sonó a partir de la medianoche y durante horas en Avellaneda, Villa Domínico, Sarandí y Wilde. Desvelados, los vecinos comentaron el episodio a través de Twitter. Decían que el ruido provenía del cielo.

En las redes sociales, la gente empezó a preguntar qué ocurría. Algunos hicieron llamados y reportaron que ni los Bomberos de la zona ni Defensa Civil tenían idea de qué se trataba.

Las especulaciones fueron muchas. Una mujer tuiteó que "según un vecino", el zumbido provenía de una destilería. Otros se preguntaron si se había desencadenado "la guerra de los mundos". Y alguno hasta pidió calma y advirtió que no había que exponerse a la luna en la previa del mega eclipse, por la intensa actividad electromagnética.

En lo único en que todos los vecinos coincidieron es en que el zumbido, similar al de un motor, provenía del cielo. Y como nadie sabía decirles qué ocurrió, siguieron imaginando teorías.

Etiquetas