Imperdonable | Quilmes
Ezpeleta: convertían su casa en un prostíbulo y ponían a su hija menor a trabajar de mesera
El matrimonio llamado "el clan Caramez" utilizaba su casa como un prostíbulo, para ello escondía a cinco de sus seis hijos en una pieza. A la restante la usaba de mesera y la obligaban a poner "voz sexy". La niña tiene 13 años.

Un operativo de la policía bonaerense detuvo en Ezpeleta (Quilmes) a una pajera denominada "el clan Caramez", que usaba su casa como un prostibulo, escondía a sus cinco de sus seis hijos en una habitación para que "no molestaran" y a la restante, de 13 años, la usaban de mesera con "voz sexy" para que atienda a los clientes.

La jefatura Departamental de Quilmes identificó en el allanamiento a 11 hombres, que sería clientes del lugar, cinco mujeres que eran víctimas de explotación sexual y seis menores de edad, que son hijos de la pareja detenida. Fuentes policiales detallaron que la casa estaba ambientada como un boliche, donde había un DJ, barras de tragos que eran servidos por una de las hijas de la pareja y una persona de seguridad en la puerta.

Los hechos se descubrieron a partir de la denuncias de vecinos, que veían como llegaban algunas mujeres a prostituirse en distintos remises. Los menores fueron puestos a disposición de la justicia y serán entregaron a familiares. Además las mujeres prostituidas fueron asistidas por el personal Trata del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires y de Migraciones. En el operativo también participó la Agencia de Fiscalización de la municipalidad de Quilmes, con personal y móviles para sacar la mercadería decomisada

15 de Mayo de 2018
powered by powered by Víncolo Site Manager