Insoportable situación para los vecinos
Bernal Oeste: quejas por una industria grasera que funciona sin habilitación
La empresa Rendering se dedica a la elaboración de grasas animales no comestibles (sebo), funciona actualmente con el Certificado de Aptitud Ambiental (CCA) desde el año 2005. La Justicia de Faltas comprobó que vierte deshechos al arroyo. La investigación arrancó por la denuncia de vecinos hartos de los olores nauseabundos de la industria. Un peligro ambiental para los vecinos.

 El conflicto desatado por los reclamos de los vecinos de Bernal Oeste contra la grasera y aceitera Rendering S.A está lejos de terminarse. En una inspección que se llevó adelante el pasado miércoles por el Juzgado de Faltas de Quilmes a cargo del Dr. Ardían Rodríguez, en el que participaron inspectores del OPDS, Policía Ecológica, empleados de la Autoridad del Agua y funcionarios de la Municipalidad de Quilmes, se desnudaron varias irregularidades que sólo pueden explicarse y sostenerse en el tiempo gracias a la inacción del Estado.

Como punto saliente se confirmó que la empresa carece del certificado de Aptitud Ambiental desde el año 2005, lo que formalmente le impide su funcionamiento. Asimismo se comprobó el vuelco de líquidos industriales y deshechos en el arroyo, tarea que realizan también de forma irregular, ya que sólo cuentan para ello con una habilitación precaria que también está vencida. Esto se suma a lo ya denunciado por los vecinos respecto a los mecanismos de trabajo de la empresa, que recibe mucho más producto del que puede procesar, con el consecuente acopio y perjuicio ambiental para el barrio, según lo confirmó una nota de investigación del sitioweb El Termómetro. 

El Juez Rodríguez confirmó que se esperan los resultados de los estudios sobre las muestras tomadas por la Autoridad del Agua dentro de los próximos 15 días, a lo que se sumarán los informes del resto de los organismos provinciales. También aseguró que la idea "no es que la empresa cierre sus puertas, sino que adecue su funcionamiento a las leyes que la rigen y mitigue el daño provocado a los vecinos".

Vinculaciones peligrosas

Verónica Gladario, quien se presenta como asesora de Rendering, cumplió funciones en la OPDS con el cargo de Directora Provincial de Controladores Ambientales, y los inspectores encargados de verificar el funcionamiento de la empresa fueron sus subordinados.

Federico Jarsun, designado en noviembre del 2016 como Supervisor en el área de Medio Ambiente del Municipio de Quilmes, fue previamente Director Provincial de Evaluación de Impacto Ambiental del OPDS, y era el responsable de emitir los certificados de Aptitud Ambiental a empresas como Rendering, que como ya dijimos, carece del mismo desde hace 12 años. Jarsun es uno de los funcionarios encargados de dialogar con los vecinos. Tanto Gladario como Jarsun trabajaron juntos en el OPDS durante la gestión bonaerense de Daniel Scioli. Este marco de conexiones y relaciones pone bajo sospecha cualquier tipo de control que pueda efectuarse sobre la empresa.

Las quejas de los vecinos

La empresa está ubicada en una zona fabril de Bernal Oeste, sin embargo, en sus alrededores hay barrios, que son los que padecen los olores y las molestias que genera Rendering. Más allá de la contaminación en sí, el olor es por el humo que sale cuando se cocina permanentemente la grasa, en insoportable.

"Los malos olores no son en general nocivos a la salud en sí mismos, pero sí generan molestias que derivan en tensión psicológica y trastornos asociados. También traen consecuencias económicas como pérdida de valor de las propiedades y restricciones para usos turísticos o esparcimientos", explicó el Ingeniero Sanitario, Carlos Tagliero.

Ahora la investigación apunta sobre los vertidos contaminantes al arroyo y a los pluviales.

9 de Febrero de 2018
powered by powered by Víncolo Site Manager