Varieté
Los maravillosos beneficios de tener sexo con mucha frecuencia
Pocas cosas en la vida son mejores para los corazones, el cuerpo y las almas de las personas que la intimidad entre las sábanas, y eso no lo decimos nosotros, lo dice la ciencia.

La ciencia nunca falla, e incluso es exacta y precisa. y cuando mezclamos a la ciencia con algo que nos gusta de más por humanos, como es el sexo, es más fascinante aún.

Pocas cosas en la vida son mejores para los corazones, el cuerpo y las almas de las personas que la intimidad entre las sábanas, y eso no lo decimos nosotros, lo dice la ciencia también y ratifica una de sus emisarias, la doctora estadounidense Sherry Ross.

Desde la quema de calorías hasta el fortalecimiento del sistema inmunitario e incluso la lucha contra los signos del envejecimiento, numerosos estudios revelan que hacer el amor regularmente aumenta seriamente el bienestar de las personas.

El sexo es incluso un analgésico natural y podría ayudar a combatir el insomnio, agrega el Dra. Ross, quien además describe las 9 formas, probadas por la ciencia, de que estar activo sexualmente aumenta la salud y el bienestar personal.

1. Sexo para adelgazar

Investigadores de la Universidad de Quebec en Montreal analizaron 21 parejas heterosexuales con una edad promedio de 22 años.

Los resultados revelaron que las mujeres queman, en promedio, 69.1 calorías cuando tienen relaciones sexuales por poco menos de 25 minutos.

Este número de calorías sube aún más si estás en la parte superior, en posición de cuclillas o con un orgasmo.

2. Sexo para no enfermar

Un estudio de la Universidad de Indiana descubrió que las mujeres con vida sexual sana producen niveles más altos de anticuerpos, que combaten las infecciones.

La Dra. Ross dijo: "El sexo regular contribuye a un sistema inmune más fuerte, combatiendo enfermedades comunes como los resfriados y teniendo menos días de trabajo".

El sexo también ayuda a disminuir la presión arterial y reduce el riesgo de ataques cardíacos, según diferentes investigaciones emprendidas por la Universidad de California en USA.

3. Sexo contra la incontinencia

Para las mujeres que sufren de incontinencia urinaria, que es común después del parto, la incorporación de ejercicios de Kegel en su vida sexual puede fortalecer el piso pélvico y mejorar el control de la vejiga, según el Dr. Ross.

Si esto no es suficiente, estos ejercicios también aumentan los orgasmos tanto para ti como para tu pareja, agrega.

4. Sexo para los dolores

La contracción de los músculos genitales genera una sensación placentera que puede reducir la incomodidad de los dolores menstruales, los dolores de cabeza y las articulaciones, según el Dr. Ross.

Quien además agrega que el seguimiento del ciclo femenino y la programación en un orgasmo antes del período menstrual pueda prevenir la incomodidad y los dolores paralizante.

5. Sexo para el insomnio

Después de un orgasmo, se liberan endorfinas y la hormona prolactina, que relajan el cuerpo y la mente para promover el sueño.

Esto a su vez, ayuda liberar tensiones que se traducen en horas de sueño placenteras, que ayudarán recargar energías para el siguiente día.

6. Sexo para la fertilidad

Investigadores del Instituto Kinsey y la Universidad de Indiana descubrieron que las mujeres que tienen relaciones sexuales cuando no están ovulando crean un ambiente en sus vientres que lo hace más hospitalario para el crecimiento de embriones.

Esto se debe a los orgasmos que activan el sistema inmune, que luego parece preparar a las mujeres incluso para la posibilidad de un embarazo, en caso de estarlo buscando.

7. Sexo para la mente

Según la terapeuta sexual Vanessa Marin, el contacto piel con piel libera oxitocina, que también se conoce como la "hormona del abrazo".

Esto puede reducir la ansiedad y el estrés, al tiempo que promueve sentimientos de cercanía, de amor propio y eleva el autoestima.

8. Sexo contra las arrugas

En 2013, el neuropsicólogo radicado en el Reino Unido Dr. David Weeks interrogó a más de 3.500 personas sobre su vida sexual durante 10 años.

Los resultados revelaron que aquellos que tienen una vida sexual regular y sana se ven hasta siete años más jóvenes que las personas que no tienen relaciones íntimas dos o tres veces a la semana.

Weeks cree que esto se debe a la liberación de endorfinas que estimulan la circulación y reducen el estrés, así como la producción de hormonas de crecimiento humano, que promueven la elasticidad de la piel.

9. Sexo para la inteligencia

Según un estudio publicado en Journals of Gerontology, los adultos mayores sexualmente activos obtienen mejores resultados en las pruebas verbales y visuales.

Esto puede deberse a la liberación de oxitocina y dopamina 'la hormona feliz', que se han relacionado con la mejora de la función cognitiva. 

7 de Febrero de 2018
powered by powered by Víncolo Site Manager