MATERIAL EXCLUSIVO DIARIO LA TERCERA
Explosión en Correo Argentino: empleados apuntan a una venganza empresario - gremial
Mientras la justicia investiga detalles del origen del artefacto bomba que se detonó en el centro logístico del Correo de Esteban Echeverría e hirió a dos operarios, empleados reconocieron que "algo así podría volver a ocurrir". Los miedos de volver a trabajar manipulando encomiendas y las hipótesis que hablan de "vendetta".

 Por Sebastián Farías

Eran 45 los operarios que recibían, en uno de los galpones de la planta de Correo Argentino, los despachos de encomiendas que debían ser separadas según su destino. Los bultos eran colocados en unos enormes recipientes, canastos que definen una preclasificación. Al filo de la medianoche, un paquete entre muchos en un saco recién colocado en uno de estos cubículos explotó y volaron bulones y clavos. "Fue feo. A uno que estaba cerca se le prendió fuego la ropa. Y otro salió volando por la onda expansiva. Era un tubo con pilas. Nos hicieron salir del lugar y había encomiendas llenas de agujeros. Era una bomba casera con una frase que no sabemos que decía", dijo un operario.

Se reportaron dos heridos, uno por escoriaciones en un hombro y otro por aturdimiento. "Fue una explosión muy fuerte. A ser un lugar cerrado la bomba se sintió más fuerte. No se entendía que había pasado. Nos preocupamos por los compañeros y por si explotaba otra cosa", indicó un operario a LA TERCERA.

Según el relato, los directivos del Centro de Tratamiento Postal, ubicado las calles Cervetti y Fair, entre el límite de El Jagüel y Monte Grande, Esteban Echeverría, llamó inmediatamente al 911. Intervino la Comisaría 5° y Bomberos Voluntarios de Esteban Echeverría propuso evacuar el lugar, algo que desde la dirigencia no se acompañó. "Algunos compañeros estaban con temor y enojados con los supervisores. Ellos no dieron la orden de evacuar".

La sensación que flotó en un aire muy espeso fue el de temor. "Todos quedamos mal. Con miedo de sacar sacos del contenedor, donde se almacenan las encomiendas, lo que entra por cada turno."

Al cierre de esta edición, operarios aguardaban que directores dispongan la colocación de un escáner, "como en el sector de aduana", para "asegurar la vida de los compañeros", y hasta había quienes manifestaron temor "por si vuelve a ocurrir otra explosión en otro momento".

El miedo

Una de las voces "oficiales" ayer aventuraban que "es muy probable que el artefacto fue pensado para que le explote al destinatario", y que se detonó en el Centro Logístico de El Jagüel - Monte Grande por la forma en que fue manipulado el bulto, ya que los empleados con los que habló este diario dijeron que el paquete "estaba enun saco con otras encomiendas y todo el bulto fue tirado dentro de los canastones".

Pero también había quienes hablaban de una suerte de "represalia" o "vendetta" por parte de un sector de la competencia.

"La bomba explotó en el galpón donde se reciben solamente las encomiendas provenientes del sistema Mercadoenvíos, mayoritariamente por transacciones de Mercadolibre." Esta era una cuestión largamente discutida entre los operarios y hasta con los sindicatos, porque, según aseguraron en estricto off, "se trabaja no solo el doble, sino que se triplicó y hasta cuadruplicó el trabajo desde que atendemos Mercadoenvíos", generando maratónicas jornadas de 9 horas de trabajo.

La referencia es a OCA, empresa postal que hasta hace unos meses operaba con exclusividad Mercadoenvíos, y que en estos días la Justicia reabrió su concurso de acreedores y suspendió los embargos trabados por la AFIP.

"Vendetta de (Hugo) Moyano", repitieron algunos ante este cronista. Es que el camionero está vinculado directamente a OCA, e intercede para evitar el cierre.

Justamente hoy, la casa violeta tiene que renovar su licencia y necesita un certificado de libre deuda fiscal, mientras arrastra una deuda postconcursal de $1.200 millones y que hace varios meses que no paga ningún impuesto.

Así, según estableció anteayer el Juzgado N°10 Civil y Comercial de Lomas de Zamora, el mayor correo privado del país podrá reabrir su concurso de acreedores para afrontar la deuda contraída hasta mayo de este año, que en el caso de la AFIP supera los $2.000 millones; y podrá disponer libremente de $ 1.000 millones, que tiene en sus cuentas embargadas.

Recortes

Por otra parte, esta situación se da en momentos en que se supo que el Gobierno dio luz verde a un "ajuste" en el Correo Argentino que podría incluir despidos, salarios congelados, planes de retiros voluntarios. El rojo de la empresa postal estatal es más de $ 1500 millones en 2018.

Según se informó ayer, la"reducción de los gastos operativos" incluyen el recorte en unas 1700 personas de la plantilla de empleados, entre propuestas de jubilaciones anticipadas, retiros voluntarios y bajas de personal temporario. Además, se eliminarán aportes a los gremios y se planteará una paritaria sin aumentos de salarios.

"En la actualidad, el Correo rebalsa de trabajo en lo que es Mercadolibre, cosa q antes lo tenía OCA. Lo tomo como un acto de represalia por parte de la compañía contraria. Somos varios los que pensamos lo mismo."

0

7 de Diciembre de 2017
powered by powered by Víncolo Site Manager