El "Estrella del Sur" de Avellaneda | Por Sebastián Farías
Elefante Blanco: vecinos en alerta ante la inminencia del remate
Se trata de un complejo habitacional de casi mil departamentos en obras que ya debería estar terminado. La desfinanciación obligó a los desarrolladores a aplazar las entregas, refinanciar las cuotas, pero los trabajos no avanzaron. La crisis que obligó a una presentación formal de liquidación. Una obra de 1.700 millones de pesos que pasó 2.500 millones.

Por Sebastián Farías

Parecía que la refinanciación era la solución, y muchos participantes estaban dispuestos a pagar "un poco más" el valor de las cuotas. Pero con el correr de tiempo; y a razón de asambleas, donde se fueron planteando nuevamente problemas surgidos en errores de cálculos de costos; para algunos, este fue el fin del sueño de la casa propia.

"Yo dejé de pagar. Rescindí por incumplimiento del contrato por parte de ellos. Desde entonces en juicio. Y sí, decidí dejar de pagar porque había que poner cada vez más plata y cada vez debíamos más. Para mí esto es inviable, pero desde hace mucho. Y es la mejor decisión que pude tomar", indicó una vecina afectada a LA TERCERA.

Precisamente, la conformación a principio de mes de un nuevo comité compuesto en su mayoría por originarios inversores propietarios buscó generar un nuevo clima de confianza y generar una unidad de criterio entre los vecinos capitalistas de la obra para dirigir un reclamo único pero, tal como indicaron a este diario, "el Bapro acaba de pedir la liquidación".

"El nuevo comité había aprobado un cuarto intermedio hasta marzo para que los desarrolladores busquen nuevos inversores, pero a los días, salieron con esto."

Esta novedad, dada a conocer recién el viernes pasado, puso en alerta a casi la totalidad de los damnificados, ya que esta situación legal puede desembocar en un remate, que abriría el interrogante de no saber el costo monetario que significaría la perdida de los departamentos para cada damnificado.

El complejo de viviendas más grande de la Región

El "Estrella del Sur" es gigante. Son 924 departamentos emplazados en torres de 26 pisos compuestos por un núcleo central y 3 cuerpos separados que, vistos desde arriba, forman una estrella de 3 puntas. Ubicado en la Avenida Hipólito Yrigoyen al 500, a pocos metros de la estación ferroviaria Darío Santillán y Maximiliano Kosteki, se lo ve a más de 5 kilómetros de distancia, por lo que se la consideró el complejo de viviendas más grande de todo zona sur del GBA, pero también del conurbano.

Bainter Inversiones Inmobiliarias S.A. (Fiduciante enajenante) y C.I.E.S.A Circulo Inmobiliario Emprendimientos SA (Fiduciante originante) fueron los ideólogos de esta empresa, y se incluyó a la entidad Bapro Mandatos, que actuó también como Fiduciario del Fideicomiso.

El proyecto inmobiliario data del 2009, cuando se efectúa la convocatoria para el "pozo" el costo de la "mole" de casi mil departamentos ascendía a 250 millones de pesos. Calculando el valor dólar de ese momento, de 3,90 pesos, la totalidad fue valuada en 60 millones dólares, con departamentos que deberían haberse entregado durante el 2013.

Una "necesidad" de refinanciamiento obligó a la obra a pararse unos meses en el 2011, para reanudar al año siguiente y luego detenerse otra vez.

La presencia de banderas de la Unión de la Construcción de la República Argentina (Uocra) y por la maquinaria en el predio hizo que muchos piensen en que se estaba avanzando "por lo más fino", es decir, en trabajos internos.

Al darse a conocer una nueva necesidad de refinanciación por la incapacidad de cubrir otros gastos, ya no quedaron dudas de que "la obra está parada".

Hace poco más de un año, con un 40 por ciento de concreción, sumando el valor del 60 por ciento faltante, el valor de la obra se calculó entre los 1.600 y 1700 millones de pesos.

Hoy, según información del Bapro, el avance de obra llegó al 44 por ciento y el valor total actualizado del proyecto asciende a más de 2.500 millones de pesos.

"Nosotros apostamos a poder terminarlos. Todos en asamblea votamos por la continuidad, pero después otros optaron por otro camino. La obra parada no sirve. La justicia es muy lenta", señalaron a este medio. "Algunos de los iniciaron juicio ya apelaron por costas que deben pagar. La mayoría preferimos pagar por el departamento y no en abogados. Después veremos qué es lo que podemos hacer. Dicho por Bapro, pagan juicios a 20 años, en 2 o 3 en el peor de los casos tenemos los deptos. Suerte para todos. Cada uno defiende lo suyo de la mejor manera. Buscamos ayuda política, como todos nos dicen."

5 de Diciembre de 2017
Comentarios
Carlos Segui
6 de Diciembre de 2017 15:02
La gran estafa del Grupo Bapro
Manuel Óscar Blanco
6 de Diciembre de 2017 07:52
Increíble. Pobre gente la que ahorró años para comprarse un departamentito ahí y los estafan. Ojalá se encuentre una solución y los que compraron puedan verse resarcidos.
karina
5 de Diciembre de 2017 19:16
"Errores de Cálculo"?????
Todo estuvo perfectamente calculado... a beneficio de pocos (menos de los adherentes)
Tu comentario
powered by powered by Víncolo Site Manager