Política
Boudou minimizó la decisión de Vandenbroele: "No me importa"
Al ex vicepresidente le avisó su abogado. Se sorprendió, pero buscó minimizar el impacto. Los detalles.

A la tarde ya era una noticia confirmada, Alejandro Vandenbroele, señalado como el presunto testaferro de Amado Boudou, pidió ingresar al Régimen de Testigos e imputados protegidos que depende del ministerio de Justicia de la Nación. Su decisión puede ser determinante en las causas en las que está imputado junto al ex vice, quien insiste en no conocerlo pese a las pruebas que dirían lo contrario. Cuando ayer desde el penal de Ezeiza, llamó por teléfono a su abogado Eduardo Durañona, para pedirle que le lleve algunos elementos personales, se enteró de lo sucedido. Buscó minimizar la noticia.

En cambio, José María Núñez Carmona, socio de Boudou, también detenido y quien sí admite conocer a Vandenbroele, vio la noticia desde el penal, pero era algo "que se veía venir", señalaron desde su entorno.

Con diferencia de pocos minutos, los amigos y socios llamaron desde el penal de Ezeiza a sus respectivos abogados. Boudou y Núñez Carmona están presos desde hace diez días, acusados por el juez Ariel Lijo de asociación ilícita y lavado de dinero en el marco de la causa por enriquecimiento ilícito . Se encuentran en el Pabellón 6 pero en módulos diferentes.

Boudou llamó este lunes a la tarde a su abogado por teléfono y arrancó la conversación con temas cotidianos. Hablaron sobre la alimentación del penal, sobre algunos efectos personales que quería que su defensor le llevara cuando volviera a visitarlo. Hasta que Durañona lo frenó y le avisó:"Mirá, está pasando lo siguiente...". Y comenzó a contarle que Vandenbroele había firmado el acta para ingresar al Régimen de testigo e imputados protegidos: se arrepintió y va a hablar.

La respuesta del ex vice, según aseguraron a este diario en su entorno, fue simple: "No me importa". Buscó así minimizar el impacto que la indagatoria de su presunto testaferro puede tener en la causa conocida como "Ciccone 2", donde se investiga la ruta del dinero, es decir de dónde provinieron los fondos que permitieron el salvataje de la Calcográfica cuyo paquete accionario mayoritario quedó en manos de The Old Fund, empresa de Vandenbroele.

Según pudo saber Clarín, la defensa de Boudou no se esperaba este giro en las causas, es decir, la decisión del apuntado testaferro de ingresar al programa como imputado protegido, ya que se encuentra en esa situación procesal en tres expedientes, uno de ellos también, vinculado a la renegociación de la deuda que la provincia de Formosa tenía con el Estado. "Nos sorprendió, pero no nos preocupa, no sabemos qué puede decir", insistieron desde el entorno del ex vice, donde repiten "ellos no se conocen".

El primer en enterarse de la situación fue Núñez Carmona. Vio la noticia en el pabellón y enseguida llamó por teléfono a su abogado Matías Molinero. "¿Cuándo declara?" fue lo primero que consultó. La fiscalía ya le fijó fecha para que declare como imputado protegido. Podría ser este viernes. El abogado del socio de Boudou indicó que no les resultó "sorpresiva" la decisión de Vandenbroele. "Dio el primer indicio cuando pidió tener defensa oficial", comentaron.

Clarín ya había contado meses atrás una primera negociación frustrada para "arrepentirse". Concretada ahora la jugada, la duda es qué puede decir. La semana pasada, durante una de las indagatorias, Núñez Carmona calificó a "Alejandro" como "un gran amigo, una gran persona". Y sostiene que nada de lo que aporte lo "compromete".

En el entorno de Núñez Carmona suponen que la información que aportará estará vinculada a la renegociación de la deuda de Formosa (que podría complicar al gobernador Gils Insfrán, además de a Boudou) y también datos sobre quiénes participaron de la ruta del dinero para levantar la quiebra de Ciccone y ponerla en marcha. Allí el mencionado en los pasillos judiciales es el banquero Jorge Brito.

14 de Noviembre de 2017
powered by powered by Víncolo Site Manager