Burzaco
Piden prisión para conductor borracho que chocó, hirió y escapó
Familiares de Julio César Ríos, un hombre de 36 años que hace 40 días está en coma, piden que el conductor del automóvil que lo chocó vaya preso. La familia de Julio denuncia que el sujeto conducía en estado de ebriedad por la Ruta 16 cuando impactó el auto de Julio.

Familiares de Julio César Ríos, un hombre de 36 años que hace 40 días está en coma, piden que el conductor del automóvil que lo chocó vaya preso. La familia de Julio denuncia que el sujeto conducía en estado de ebriedad por la Ruta 16 cuando impactó el auto de Julio, provocándole graves heridas que lo mantienen internado en el hospital Lucio Meléndez. También el acompañante de Ríos resultó con lesiones en los brazos y las costillas.

El 4 de octubre a las 5.40 Julio César Ríos conducía su Renault 9 negro por la Ruta 16 y Álvarez, justo cuando observó venir un automóvil "a 130 kilómetros por hora y zigzagueando" según dijo su mujer a Brown On Line. A pesar de que Julio frenó la marcha de su vehículo para evitar el accidente, el Chevrolet Corsa gris lo chocó violentamente de su lado. "Dijo que venía del banco, de sacar plata, y que mi marido era el que venía rápido", narró, indignada, la esposa de Julio sobre la versión del conductor ebrio.

El hombre, "un empleado de la empresa La Serenísima llamado Carlos Juan Ramón Tajes, salió corriendo todo ensangrentado, desesperado. Y en el coche tenía botellas de alcohol, estaba lastimado y ebrio", contó a este medio María, la esposa de Julio. "Si no fuera por el amigo, que le sacó la puerta de las costillas, mi marido está muerto". Julio permanece en terapia intensiva y en coma desde ese día.

"Tenemos una bebé de tres meses y una hija de 11 años. Tengo un dolor terrible, estoy pensado que alguna madrugada van a llamarme para contarme lo peor", se sinceró su esposa. Ríos tiene asistencia respiratoria mecánica "y tuvo una fisura en el intestino. Hoy está en coma farmacológico y con riesgo de vida. Pende de un hilo porque le agarran crisis de respiración y tiene traqueotomía", narró su mujer.

"A Julio se le clavó el volante y la puerta y eso hizo que le tuvieran que cortar un metro de intenstino, se le explotó el baso y le hicieron una malla para contener los órganos. Tiene los órganos flotando." Julio César Ríos tiene 36 años y vive en Los Álamos, Glew. "Mientras él lucha por su vida, el sujeto que manejaba el automóvil que lo chocó camina libremente por las calles y conserva el registro para seguir manejando", denuncia la familia de Ríos.

Fuente: Brown On Line

14 de Noviembre de 2017
powered by powered by Víncolo Site Manager