Por lo fácil del hecho buscan a un "entregador"
Catán: roban un blindado y se llevan un botín de 1,5 millones de pesos
Seis delincuentes, que se desplazaban en un solo auto, atacaron a culatazos a un custodio. Los investigadores sospechan de un "entregador" y afirman que el robo fue "demasiado fácil".

S eis integrantes de una banda robaron aproximadamente un millón y medio de pesos a los custodios de un camión blindado que retiraban dinero de un Pago Fácil, tras lo cual escaparon en un auto sin poder ser localizados en un hecho ocurrido en la localidad de González Catán y del que existen sospechas sobre la posibilidad de que haya actuado un "entregador" ante la facilidad que tuvieron los delincuentes.

Todo ocurrió cuando la unidad de la empresa Brinks llegó a la puerta del local de cobranzas, que funciona junto a un maxiquiosco situado en Barrientos al 5700, esquina Valentín Gómez, del barrio Villa del Carmen, para retirar lo recaudado desde el jueves de la semana pasada, una suma que treparía a 1.500.000 de pesos.

Cuando uno de los custodios se disponía a salir del comercio con una saca con el dinero para subirlo al camión, donde lo esperaba otro, fue sorprendido por delincuentes armados que bajaron de un Renault Clio de color gris, lo atacaron a golpes con la culata de un arma y les robaron el dinero, además de sustraerle una pistola calibre 9 mm. marca Browning que portaba uno de los de seguridad privada.

Con el dinero en su poder, los ladrones abordaron nuevamente el auto y escaparon a toda velocidad.

"En la huida uno de ellos perdió un arma, una pistola Taurus calibre nueve milímetros, que fue secuestrada por la policía y será peritada con el fin de establecer si fue empleada en algún otro hecho criminal", se indicó.

El dueño del maxiquiosco donde funciona el Pago Fácil contó que cuando el custodio estaba aún adentro de su local, vio que entró un delincuente que lo encaró y le dijo: "Quedate quieto, tirate al piso, y ahí empezó el forcejeo. Había otro guardia en la vereda de enfrente que luchó con otro ladrón y quedó todo revolcado, lleno de tierra".

Además, recordó que los sujetos "le sacaron el dinero a uno y se fueron por dos calles distintas. Entonces, hubo un tiroteo. El guardia que había sido herido a golpes en el forcejeo gritaba ?le pegué a uno' y dijo que había vaciado el cargador del arma tirando".

Al respecto, el comerciante contó que llegó a escuchar "unos diez disparos" y que el blindado "quedó todo marcado".

Sobre el dinero robado, dijo desconocer la cifra ya que él sólo se dedica a hacer los cobros y coloca luego el dinero en una caja fuerte, a la que sólo el personal de seguridad tiene acceso con una llave.

11 de Octubre de 2017
powered by powered by Víncolo Site Manager