Lomas de Zamora
Vecinos convocan a asamblea por un aliviador para el Galíndez
Se reunirán el próximo sábado en Alsina y Fonruoge. Esperan que antes llegue la confirmación municipal de una audiencia para precisar cuándo se realizarán las obras prometidas, todos paliativos. Les aseguraron que se haría un trabajo en Levalle y la desobstrucción de tres celdas del arroyo en Lanús.

Cuando las novedades se hacen esperar, todos los indicios de avance son valiosos. En esa tónica se manejan los vecinos y las vecinas del Arroyo Galíndez, que reclaman la construcción de un aliviador para evitar que Turdera, Temperley y Banfield se inunden. Luego de que en la asamblea anterior recibieran mayor adhesión de sus pares, este sábado se reunirán en Alsina y Fonrouge. Esperan que antes de ese encuentro la Municipalidad de Lomas de Zamora retome el contacto y precisé cuándo van a iniciarse las obras.

La última audiencia fue en mayo, cuando el secretario de Gobierno lomense, José Romero, les prometió que se iniciarían las obras para desobstruir tres de las cuatro celdas por las que el curso de agua se bifurca en Lanús, una tarea por la que se habían puesto de acuerdo ambas comunas, según recalcó el funcionario.

“Sospechábamos que había una obstrucción desde 2010. Tres años más tarde nos confirmaron que esa zona estaba funcionando al 25 por ciento” de sus posibilidades, cuestionó Bárbara Tarillo Egner, una de las referentes del colectivo “Basta de Inundaciones” que reclama las mejoras.

Además, la Municipalidad había prometido “ejecutar un aliviador en Levalle, como parte de un ramal secundario” de la obra planificada por provincia. Tenía como fecha de inicio el segundo cuatrimestre que “comenzó ayer y todavía no hay novedades de cuándo va a empezar, cuánto va a durar ni qué empresa la va a realizar”, le explicó a LA TERCERA. También hizo hincapié en las consecuencias económicas de los recurrentes anegamientos: los objetos y las estructuras se dañan, las casas pierden valor inmueble.

Los vecinos renovaron los pedidos de audiencias al Ejecutivo, pero todavía no recibieron novedades: “Esperemos que antes del sábados las haya”, planteó, Tarillo Egner. Si no, en la asamblea se definirá qué medidas se tomarán para visibilizar la problemática, ya que el mecanismo formal de solicitar entrevistas y presentar petitorios no pareció ser muy efectivo. La juntada será a las 11.30, en uno de los puntos de mayor concurrencia para el barrio.

En paralelo, avanzan en su constitución como Organización No Gubernamental (ONG), para que los pedidos “se puedan hacer desde otro lugar”, incluso con un pie más firme en el campo legal.

“No podemos quedarnos sentados en una silla pidiéndole a Dios que llueva poco. A todos nosotros, cada vez que se aproxima una tormenta, nos viene una especie de paranoia que sólo el que alguna vez tuvo agua adentro de su casa entiende. Merecemos mejorar nuestra calidad de vida”, enfatizó el colectivo desde su blog, que también se llama Basta de Inundaciones. Esperan que la reunión que convocarán cuatro días les permita congeniar cómo avanzar hacia su objetivo.

2 de Julio de 2013
Comentarios
Bárbara
3 de Julio de 2013 11:25
Muchas Gracias Noelia por hacernos la nota. La difusión nos ayuda a divulgar nuestro tan justo reclamo, simplemente vivir dignamente y que de una vez por todas, el ESTADO deje de poner en RIESGO LA SALUBRIDAD PÚBLICA cada vez que llueve
Tu comentario
powered by powered by Víncolo Site Manager