José León Suárez
Hallaron muerta a Ángeles en el Ceamse
Ángeles Rawson, la chica de 16 años que estaba desaparecida desde el lunes pasado en el barrio porteño de Palermo, fue hallada asesinada ayer en el predio de tratamiento de residuos de la Ceamse en la localidad bonaerense de José León Suárez.

El cadáver llegó en un camión de residuos que provenía de Capital Federal y fue encontrado atado de pies y manos y con una soga en el cuello.

Fuentes policiales y judiciales informaron que el hallazgo se produjo alrededor de las 11 cuando el cuerpo fue descubierto por un empleado que lo vio entre la basura cuando volcó su carga un camión que provenía de la planta de la Ceamse ubicada en el barrio porteño de Colegiales.

La víctima fue identificada como Ángeles Rawson (16), quien fue vista por última vez anteayer a media mañana cuando se retiró de hacer gimnasia del campo de deportes que justamente tiene la planta de la Ceamse de Colegiales, ubicada en Cramer entre Concepción Arenal y Matienzo.

En el caso ya trabajan en conjunto el fiscal de San Martín Héctor Scebba, con jurisdicción en el lugar del hallazgo, y la fiscal de instrucción porteña María Paula Asaro, quien tenía la denuncia por la desaparición de la adolescente presentada anoche por la familia en la comisaría 31ra.

Fuentes judiciales informaron que Asaro será quien se quede con la causa, ya que se sospecha que Ángeles fue asesinada en Capital Federal y luego su cadáver fue colocado en uno de los camiones de basura que terminaron en José León Suárez.

A una cuadra del predio, en la esquina de Dorrego y Cramer se despidió de un grupo de amigas a las que les dijo que iba a almorzar a su casa, situada en Ravignani entre Paraguay y Santa Fe, pero la chica nunca llegó a la casa ni después asistió al turno tarde en el colegio situado en Jorge Newbery al 2800.

Fuentes policiales y la familia indicaron que luego de la desaparición, alguien realizó una llamada con el celular de la víctima a un banco, luego hizo una recarga de 50 pesos al crédito de la línea y finalmente alrededor de las 23 de anoche, el teléfono fue apagado.

La fiscal Asaro se enteró de la denuncia ayer por la mañana y si bien tenía planeado dedicarse a trabajar en la causa por el crimen del financista Miguel Graffigna -asesinado el sábado de un tiro dentro de su auto en Villa Ortúzar-, suspendió esa tarea para dedicarse a la búsqueda de Ángeles.

Según voceros judiciales, Asaro puso a trabajar a la comisaría 31 de la Federal, pero también a la Policía Metropolitana, quienes antes de que aparezca el cadáver, hicieron un recorrido por la posible ruta que hizo ayer la chica al salir de la Ceamse para buscar testigos o cámaras de seguridad.

La fiscalía de instrucción 35, a cargo de Asaro, también entrevistó esta mañana al padre de Ángeles, a algunas amigas y había iniciado la búsqueda de pistas en el correo electrónico o el Facebook de la víctima.

 

Las últimas horas de la víctima

Los investigadores trabajan con una serie de pistas que podrían ser decisivas: los datos de la empresa de telefonía, qué les dijo a sus amigas, el comunicado del Ceamse.

"Voy a comer y vuelvo". Así de escueta fue la frase con la que Ángeles Rawson se despidió de sus amigas de la escuela, donde las jóvenes realizan las clases de gimnasia del colegio "Virgen del Valle".

Para regresar a su casa, Ángeles solía caminar por Costa Rica, doblaba en Ravignani y por esa acera llegaba a su casa, situada entre Paraguay y Santa Fe. Sin embargo, esta vez no llegó, y tampoco asistió al turno tarde del colegio, ubicado en Jorge Newbery al 2800.

La fiscal de Saavedra Paula Azzaro comenzó una investigación para dar con su paradero, pero nada se supo hasta que ayer se halló un cadáver en el relleno sanitario de la Ceamse de José León Suárez.

El cadáver había sido trasladado en un camión desde la planta de Colegiales -en Concepción Arenal y Cramer- hasta el predio central de José León Suárez, donde se recicla, clasifica y destruye basura de la Capital Federal.

Trascendió que estaba atado de pies y manos y con una soga al cuello, y que llevaba el uniforme del colegio

Los investigadores tratan de reconstruir cómo fueron las horas de Ángeles Rawson durante la jornada del lunes. Y tienen algunas pistas clave: a las 9:43 la empresa de telefonía celular informó que desde el aparato de la chica se hizo una llamada a una entidad bancaria que duró unos 10 minutos; a las 10.59 se hizo una recarga virtual de $50 y a las 21.49 el teléfono se apagó.

 

El anuncio del Ceamse

Cuando el personal de clasificación de la planta III se puso a trabajar, descubrió que en una de las bolsas estaba el cadáver de una chica.

En un comunicado oficial, el Ceamse detalló: "Siendo las 11.30 horas, operarios de la Planta de Tratamiento Mecánico Biológico ubicada en el Complejo Ambiental Norte III de Ceamse, pudieron advertir la presencia de un cuerpo sin vida, de sexo femenino. Inmediatamente la empresa procedió a formular la denuncia penal correspondiente, dando intervención a la Comisaría 5ta. del partido de General San Martín".

Periodistas se concentraron de inmediato en el predio y en la casa de la menor, en Ravignani y Santa Fe, a la que habían llegado a raíz de la búsqueda por redes sociales que había iniciado la familia.

Fue entonces cuando Cecilia, una de las tías de la menor, confirmó la trágica noticia: "Llamaron de la comisaría 31. Dijeron que sí, que es ella".

Personal de la Policía Científica trabajaba en el predio para evitar perder las pocas pruebas que pudieran haber quedado en el cadáver, luego del traslado.

Ahora se esperan los resultados de la autopsia para establecer con certeza a qué hora y en qué circunstancias murió la joven de 16 años.

12 de Junio de 2013
Tu comentario
powered by powered by Víncolo Site Manager